Crónica del 90 aniversario del Congreso de Sans el 28 de junio del 2008

El pasado sábado 28 de junio, la Federación Local de Barcelona organizó un conjunto de actos para rendir un humilde homenaje al Primer Congreso de la Confederación Regional del Trabajo de Cataluña, popularmente conocido como “El Congreso de Sans”. El pasado sábado 28 de junio, la Federación Local de Barcelona organizó un conjunto de actos para rendir un humilde homenaje al Primer Congreso de la Confederación Regional del Trabajo de Cataluña, popularmente conocido como “El Congreso de Sans”. A modo de breve resumen, dicho Congreso representó la puesta en marcha definitiva de la CNT después del período de clandestinidad a la que se vio sometida nada más nacer. La CNT salió reforzada de este Congreso en tanto que quedó plenamente cohesionada en Cataluña, extendiéndose la confederación en todas las comarcas catalanas con las nuevas adhesiones de distintas organizaciones obreras (y la posterior creación de nuevas, tras la gira propagandística por Cataluña). Por otro lado, la CNT catalana adoptó la estructura del Sindicato Único como base de su organización. Los viejos sindicatos de oficio fueron sustituidos por organizaciones que cubrían todas las actividades de una misma industria o ramo, convirtiéndose los sindicatos de oficio en una sección del Sindicato Único. Dicha manera de organizar el proletariado, en la que fue pionero el potente Sindicato de la Madera de CNT, representaba la respuesta a las nuevas formas que el Capital estaba adoptando en aquellos momentos. Para muchos debía ser la forma más simple posible de agrupar todo el movimiento obrero, de forma que éste fuera lo más fuerte posible en cuanto a organización y una organización temible ante sus enemigos. Sin embargo, dicha fórmula hacía pensar a algunos militantes obreros que significaría una renuncia a su autonomía e independencia. A pesar de todas las dificultades, el Congreso de Sans puso los cimientos de la organización que hoy tenemos, la CNT. Debido a su importancia, la CNT barcelonesa organizó unos actos en el barrio obrero de Sans, donde tuvo lugar el Congreso adoptando el nombre de dicho barrio. Dichos actos contaron con la colaboración del “Centre Social Espai Obert”, de “L'Ateneu Llibertari de Sants”, “L'Ateneu Enciclopèdic Popular” i el “Col·lectiu Negres Tempestes”. Desde estas líneas aprovechamos para agradecer nuevamente su interés y su predisposición a colaborar con nosotros, haciendo mejor y más amplio éste aniversario. El mismo día que se celebraban los 90 años de dicho acto, el sábado 28 de junio, se realizaron tres actos. Por la mañana, en la Plaza Joan Peiró empezó una ruta a pie por los lugares históricos del movimiento obrero en Sans. Dicha ruta había sido preparada por los compañeros de Negres Tempestes, que nos hicieron a la vez de guías urbanos en ese paseo por los rincones más olvidados del barrio de Sans. Entre los lugares que se visitaron no pudo faltar el lugar donde antaño hubo el Ateneo Racionalista de Sans, sede del Congreso de la CNT catalana el 1918 y que hoy es otro solar más. La violencia urbanística que azota nuestras ciudades no sólo desprecia la vida de las personas si no que pudimos comprobar cómo contribuye de forma decisiva a la desaparición de la memoria histórica, la memoria colectiva de los barrios y pueblos. A pesar de ello, la CNT se encargó de señalizar debidamente el espacio indicando a los vecinos qué había sucedido allí casi un siglo antes. La ruta finalizó al mediodía en el Espai Obert, donde un grupo de compañeros y compañeras habían estado preparando una comida a precio popular. El arroz “mar i montaña” hizo las delicias de los asistentes y allanó el terreno para que cenetistas, vecinos, asistentes a la ruta o simplemente curiosos pudieran disfrutar de un ambiente distendido donde conocerse mejor, evidenciando que la cocina popular puede ser una de las mejores formas de socializarse. Finalmente, por la tarde, se inició una conferencia sobre el Congreso de Sans. Asistieron como ponentes invitados por la CNT Just Casas, historiador y afiliado a la CNT de Terrassa, así como miembro del Centre d'Estudis Llibertaris Francesc Sàbath; Joan Zambrana, miembro del CEDALL (Centre d'estudis Antiautoritaris i Llibertaris de Badalona), y el compañero Manel Aisa del Ateneu Enciclopèdic Popular. Los ponentes abordaron la situación histórica en la que CNT se encontraba en aquellos momentos, de dónde venía y qué retos representaba el Congreso, se explicaron los principales acuerdos que se tomaron en el Congreso (en relación al Sindicato Único, también con los presos, el periódico Solidaridad Obrera, etc) así como las consecuencias posteriores: la Huelga de la Canadiense, en la que la organización obrera catalana puso a prueba sus recién constituidos sindicatos únicos, poniendo en jaque durante 44 días a la Patronal Catalana y al Estado. El debate posterior giró entorno sobre quiénes sostuvieron la CNT durante la clandestinidad, los grupos anarquistas de afinidad; sobre la dificultad de encontrar información sobre este período de la CNT; el ejemplo de unidad que significó el Congreso de Sans; la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos y la cuestión de si es válido el campo de batalla en el terreno laboral tanto como ayer. Para la ocasión, la Secretaría de Cultura y Propaganda de la CNT de Barcelona editó unos dosieres formativos sobre el congreso de Sans, donde se exponen los diferentes agrupamientos del congreso, los principales debates que se dieron, así como los discursos del mítin de clausura de Salvador Seguí y Joan Peiró, entre otros textos. Además, en colaboración con la “soli”, se editó una tirada de marcadores de libro conmemorativos del 90 aniversario del Congreso de Sans que se distribuyen con el número de la Soli de junio-julio y que salió el mismo día del acto dedicando las páginas centrales al aniversario; en ellas pudimos contar con un artículo de cada uno de los ponentes de la conferencia que antes hemos mencionado. Finalmente, queremos agradecer a todas las personas que asistieron al acto y a aquéllos y aquéllas que nos han ayudado con esmero y desinterés en poder hacer que este aniversario no cayera en el olvido. Este pequeño homenaje lo dedicamos a aquellos abuelos y bisabuelos nuestros, esos obreros y obreras que apenas fueron a la escuela y a pesar de ello fueron los mayores intelectuales del pueblo catalán, ellos fueron los que pensaron la sociedad del mañana, acordaron cómo debía realizarse y se pusieron manos a la obra. Ellos fueron la Cataluña que piensa y trabaja, a ellos les rendimos este humilde homenaje.